Mucha gente nos está preguntando sobre diferentes técnicas de tinción constantemente, por lo que hemos decidido crear pequeños posts donde iremos presentando diferentes plantas y su información botánica.

La primera es la Bella, una de mis favoritas, esta es una flor preciosa que normalmente se planta en jardines como flor ornamental por su belleza y fácil cuidado. Yo, por mi parte tengo mi pequeño jardín lleno de estas llamativas flores y las empleo muy a menudo el los cursos que imparto.

La coreopsis no tiene propiedades medicinales relevantes que nos puedan aportar algún beneficio a la piel, pero su color es espectacular y bastante duradero, queda espectacular a la hora de realizar estampados y crece fácilmente en maceta o tierra.

En Canarias su cultivo (según mi experiencia) es mejor plantarla finalizando el verano, ahora es la época perfecta, y suele florecer unos dos o tres meses después de ser plantada. Se cultiva a través de unas diminutas semillas y es necesario regarla cada dos o tres días y la tierra debe estar bien drenada.

bundle dyeing

Para teñir con esta plantas tan solo necesitaremos el tejido mordentado con el proceso que prefiramos (aunque recomiendo mordentar con alumbre), unos 50 gramos de flores secas por 100 gramos de tejido (el doble si son frescas) y ganas de experimentar.

Para extraer el color, basta con preparar una infusión e introducir la fibra deseada en el baño de tinte. Observaremos lo rápido y fuerte que el tejido absorbe el color.

También podemos emplearlas en la técnica Bundle Dyeing si queremos obtener un precioso estampado en seda, por ejemplo.